miércoles, 31 de marzo de 2010

Escondidos tras la libertad expresión

El otro día me encontré en un blog querido por mí, ‘Planeta Verde’, una exagerada y desmedida sarta de graves insultos que habían vertido los lectores del mismo sobre unas personas a las que acusaban de asesinatos.

El blog representa posiciones ecologistas y lo que es mas importante para el caso, educadas y cívicas y habían vertido en el un post dedicado a la ley aprobada en Andalucía sobre la muerte digna. A raíz de dicho post, los comentarios fueron entrando por parte de algunos incalificables hasta atreverse a acusar de asesinato al Dr. Montes y equipo, personas que ya fueron juzgadas por los tribunales y declaradas inocentes de esos cargos.

Confieso que al principio quedé aterrado por la facilidad de insulto, con la cobardía añadida de esos individuos que sintiéndose anónimos al no dirigirse al interesado o a los juzgados, se permiten acusar tan gravemente a alguien que no podrá responderlos porque no se enterará, causa mucho asco comprobar como hay personas que escondiéndose en la red insultan, injurian, calumnian y luego como angelitos lo justifican con la libertad de expresión. Sencillamente estos calificativos, estas denuncias no pueden, no deberían ser gratis.

El post sobre la muerte digna, como todo el blog, rebosaba mesura y tacto y no daba pie a tan graves afrentas, que encima realizan en casa ajena, si opinan así, que lo hagan en su casa, en su blog que sea de esa forma identificado adecuadamente y no en casa del vecino, eso no puede encubrirse tras la libertad de expresión, es aprovecharse de los demás, es asaltar las casas y propiedades ajenas, especialidad de algunos acosadores alcorconeros.

El problema de fondo, la muerte digna, que puede compartirse o no personalmente, se resuelve fácilmente sin colisionar intereses de unos y otros, al llegar a un hospital y pedir cuidados para los enfermos terminales, bien indicando que los dejen sufrir hasta el final, o que aminoren su dolor y sufrimiento. Seguro que argumentos en ambas direcciones son fáciles de encontrar, pero este problema de fondo vertido en el post, se convierte por mor de los visitantes insultadores en casa ajena, en otro problema distinto como es el de acusar de asesinato a otra personas, arrogándose estar ungidos por Dios de todo tipo de privilegios y derechos.

¿Pero están locos? ¿Pero es que creen de verdad que pueden decidir los derechos de las demás personas? Sin duda, despreciando a los que anteriormente intervinieron denunciantes anteriores, CCAA de Madrid que apoyó el proceso anterior, fiscales y jueces que declararon inocentes al Doctor Montes y su equipo. Este es un grave problema de convivencia, en Alcorcón, y en España, no se puede acusar tan gravemente a los demás y no pagar por ello.

Los ultramedios y los programas de telebasura son hostigadores en esta dirección de la que mejor no tener que arrepentirnos nunca. Que haya sido declarado inocente, da igual para algunos que solo van a lo suyo, porque se creen ungidos por Dios y hoy acusan de asesinato, y mañana cual será la siguiente barbaridad? Esto es gravísimo señores y no debería ser gratis.

2 comentarios:

  1. Hola¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme tajuancha2010@gmail.com
    Exitos con tu página.
    Un beso
    tatiana.

    ResponderEliminar
  2. Como bien sabes, sigo tu blog con detenimiento y en muchos casos te he manifestado que me encanta los análisis que haces.
    Es un blog con sentido común, progresista, alternativo y que fundamenta y eso es básico.

    Pondré esta entrada en planeta verde el martes dia 6.
    Porfa contestame a la propuesta que te he hecho en correo electronico

    saludos amigo

    ResponderEliminar